Respeto por la dignidad humana: Garantizando el respeto y la salvaguarda de los derechos universales e irrenunciables de las personas y la comunidad, buscando mejorar la calidad de vida de los individuos y la sociedad.

 

Universalidad: Ofreciendo atención en los niveles básicos para todas las personas, sin ninguna discriminación en todas las etapas de su vida.

 

Eficiencia: Dando la mejor utilidad social y económica de los recursos financieros, administrativos, técnicos y científicos para la prestación de un servicio adecuado, eficaz y oportuno.

 

Solidaridad: Prestando servicios de salud en el nivel básico de atención, a la comunidad, buscando la interacción entre las personas, los distintos grupos sociales y las entidades públicas y privadas.

 

Integralidad: Buscando la cobertura de las contingencias del individuo y de la comunidad con un enfoque biopsicosocial.

 

Participación: De los usuarios, las entidades y la comunidad en la organización, el control, la gestión, la veeduría y la fiscalización de la institución.